0 Comentarios

Los abusos de los chinos y el alcahueterío de Samuel Pereira

:

Ricardo Camacho Pacheco*

Los últimos días, la población fue testigo de uno más de los tantos abusos de los chinos en territorio boliviano en contra de compatriotas, cuyo único delito es ser pobre y buscar en estas empresas de dudosa procedencia, una fuente de trabajo que les permita llevar el sustento diario a sus hogares.

PEREIRA DE SOCIALISTA A ESCLAVISTA

Todas estas denuncias tal vez podrían pasar desapercibidas, como uno más de los tantos casos de abuso patronal en el país si no estuviera de por medio el ex diputado del MAS y presidente de la Brigada Parlamentaria cochabambina, Samuel Pereira, un personaje siniestro que se paseó por todos los partidos políticos de derecha a los que hoy, él mismo los llama la “derecha retrógrada” o los neoliberales, los oligarcas, los vende patrias y otros adjetivos típicos de los socialistas del siglo XXI.

Samuel Pereira, un viejo lobo de mar, sabe muy bien en qué palo se va a rascar, por ello no extraña que como los gatos, caiga siempre bien parado, hoy reciclado en una de las tantas empresas chinas (Harzone), encabeza una serie de abusos, vejámenes y procesos penales en contra de los trabajadores, que solo reclaman por sus derechos. ¡Vaya qué pecado más grande!

Actualmente Samuel Pereira se desempeña como gerente de servicios generales de la empresa china Harzone; el sindicato de trabajadores responsabiliza a Pereira de los abusos y procesos penales en contra de cinco dirigentes, de acuerdo a los denunciantes, el ex diputado masista junto a los chinos, manejan la empresa en base a malos tratos, amenazas, chantajes, procesos penales y permanentes amenazas de despido a los trabajadores.

Cabe señalar que la empresa china Harzone Industri Corp está a cargo de la construcción de la doble vía a Valle Alto, Cochabamba-Paracaya dividida en dos sub tramos: Final Avenida Petrolera - Angostura con una longitud de 38 kilómetros. con una inversión de la obra de $us 89,6 millones.

SALARIOS DIFERENCIADOS POR ORIGEN

Pese a que los obreros chinos no saben del manejo de maquinaria y menos tienen el mínimo conocimiento acerca de construcción de carreteras, Samuel Pereira y los ejecutivos de Harzone, deciden arbitrariamente pagar un salario diferenciado por origen de país, es decir, que los chinos que no saben nada y aprenden en el día a día de los bolivianos, ganan 3.000 dólares americanos mensuales y los obreros bolivianos tienen un sueldo promedio de apenas Bs. 1.805 y que con descuentos obtienen un líquido mensual de Bs. 1.480.

INCUMPLEN LA LEY

Por otro lado se pudo evidenciar que la empresa constructora china Harzone Industri Corp incumple las leyes laborales al contratar más obreros chinos que bolivianos ya que la ley señala que el porcentaje de contratación de extranjeros debe ser inferior a la de los bolivianos, ocurriendo exactamente lo contrario en este caso, incumpliendo flagrantemente esta disposición laboral, además de contratar al personal sin contratos visados por el Ministerio de Trabajo.

Ante esta serie de abusos, los trabajadores iniciaron una serie de medidas, desde la semana pasada, exigiendo la restitución de 40 obreros despedidos injustificadamente y la suspensión de los procesos iniciados en contra de sus dirigentes, además de pedir estabilidad laboral, un alto a los maltratos y descuentos ilegales de parte de los chinos y a las amenazas de procesos penales de parte del tristemente célebre, Samuel Pereira.

Es periodista profesional.

Calificación del artículo :

  • 1 5
  • 2 5
  • 3 5
  • 4 5
  • 5 5

Iniciar sesión o registrarse