0 Comentarios

Víctor Hugo Espinoza Mejía: El aborto como parte del desarrollo prometido

Por

Ubicación(s):

Primero.- Aborto de seres indefensos podrá ser legal?

De consolidarse la enmienda a Ley e incorporación de 8 aspectos y más, que justifiquen el Aborto inducido y subvencionado por el Estado, violaría la C.P.E. Art. 15° - I (Derechos Fundamentales, como el derecho a la vida); por tanto sujeto de acciones de amparo constitucional y de carácter suspensivo.
Segundo.- Intentos precedentes

Antecedentes e intentos inmediatos, nos retrotraen el famoso proyecto que se pretendía plasmar a través de Ley 810, de manera similar el proyecto de ley del seguro único de salud, (gestión de Dra. Nila Heredia) con un presupuesto anual de 450 millones de bolivianos, sólo como referencia la Caja Nacional de Salud para la atención del 28 % de la población asegurada mantiene un presupuesto anual de 4.500 millones de bolivianos; por tanto NO lograron prosperar y menos aprobar. Pequeños desequilibrios o planteamientos populistas que desprecian el conocimiento y la ciencia.

En esa oportunidad se hablaba de la libre elección de la sexualidad y la pérdida de la patria potestad a partir de los 12 años. También incluía la subvención por parte del Estado a la práctica del aborto.

Tercero.- Sodoma y Gomorra a la vista

La moral y las buenas costumbres deben ser impulsados desde la cabeza, en el caso del Gobierno Central y Ejecutivo; persiguiendo el bien mayor; sin embargo la balanza nos indica priorización y tratamiento en el Órgano Legislativo basados en casos estadísticos de violación y gestaciones no deseadas, seguida de la defensa a los derechos humanos; no solo constituyen un mínimo porcentaje de afectad@s en comparación de la población general, pero generaría mayor número de familias destruidas.

Abrir la puerta a estas prácticas y hacerlas legales, de seguro vendrán aparejadas de la pérdida de valores y en un futuro inmediato la decadencia e inmoralidad invadirán nuestros círculos más íntimos.

Cuarto.- Demandas en curso
La peligrosa escalada que a título de derechos humanos, se convertirá en una vorágine de demandas, como la unión de personas del mismo sexo, aunque ya vigente una norma que permite el cambio de identidad. Por tanto vendrán demandas sobre adopción de menores y la prostitución de los mismos. Seguido de los derechos propietarios y proliferación de demandas, convertirá nuestra sociedad en una pugna de poder y derechos, todo por contentar a un grupo minoritario, aunque reconocemos su activismo desmedido.

5.- Mirada a nuestra realidad:
5.1 Economía.- De forma definitiva no estamos blindados y menos somos el país de mejor en crecimiento del PIB., en la región, en contraposición el gran maquillador monetiza fondos privados, consolida proyecciones de recaudaciones tributarias del Servicio de Impuestos Nacionales y Aduana, aplica y utiliza el crédito fiscal, claro el Banco Central convertido en un cajero que no mira, no oye y menos opina; además obstaculiza la inversión de gobiernos departamentales y locales, y lo más peligroso pretende la creación de una “cuenta única” y absorber los recursos de los trabajadores al controlar a los entes gestores de salud (Caja Nacional de Salud, Petrolera, Universitaria) aunque el escollo es el Seguro Militar (Cossmil), en estas condiciones obviamente la balanza de pagos arroja “superávit”. Sin embargo si efectuamos una Contabilidad Nacional genuina y expresamos en forma correcta y real el crédito doméstico, la deuda interna (AFP's) como externa, amén de las demandas internacionales; tendríamos como resultado “déficit” en la Balanza de Pagos y Reservas Internacionales en negativo.

5.2 Salud.- Asignación de recursos en función al Presupuesto General del Estado Plurinacional, destinado a salud no llega al 5 % del Producto Interno Bruto, monto ridículo en comparación del 26% destinado a Defensa; motivo por el cual afirmamos que el tecnicismo económico sucumbe ante la decisión política. Consecuencia es que los 45 hospitales de 4to. y 5to. Nivel y los 1.700 millones de dólares para su construcción, se convierten en una ilusión y propuesta demagógica que guardan como propuesta electoral para el 2025. Entre tanto seguiremos con hospitales de la colonia colapsados de pacientes y gritaremos que la salud debe ser atendida con calidad y calidez, cuando en realidad se necesita inversión y dotación de insumos médicos adecuados para reducir las tasas de mortalidad.

5.3 Educación.- Continua en la nebulosa los planes de alfabetización iniciados en los años 2006-2008, rimbombantes estadísticas, hoy muestran un indicie de analfabetos cada día más grande. Mientras los resultados de la ley Siñani - Pérez, no mejoraron la educación, la deserción escolar es la más alta del continente y la educación superior incipiente demostrada en exámenes de residencia y especialización académica muestran porcentajes altísimos de reprobación. Mantener un pueblo sin cultura y ciencia es entrar en desventaja a la economía de mercado que nunca jamás se pudo cambiar.

5.4 Producción.- Mientras nuestro país pertenezca al sector primario de la economía, seguiremos viviendo de la exportación de materias primas e hidrocarburos, por tanto sometidos a las fuerzas del mercado internacional. La función del estado extractivista de impuestos está liquidando la incipiente iniciativa industria y al sector empresarial, aplicándole bonos e incrementos salariales no acordes al crecimiento de nuestra economía, la producción de alimentos se verá afectado en el corto plazo. Así como las medidas proteccionistas al turismo aniquilaron zonas por excelencia turísticas como Rurrenabaque, el Salar de Uyuni, el lago Copacabana y el oriente boliviano. En lugar de incentivar la industria sin chimenea.

6. Conclusiones.-
Juzgue usted lector y ciudadano de a pie; ¿Es prioritario el tratamiento y llevar a un referéndum que costaría más de 150 millones de bolivianos el tema de la legalización del "aborto"?

Absolutamente NO. Tenemos prioridades marcadas y deudas históricas que el Estado y sus autoridades de turno deben atender. Caso contrario el famoso y añorado proceso de cambio sucumbirá como la reforma agraria, el voto universal y la nacionalización de minas, hoy nacionalización de hidrocarburos, el reconocimiento de las 36 nacionalidades y toda forma de discriminación. Pasarán como una ilusión y nuestra generación no verán la distribución equitativa de la riqueza que genere fuentes de empleo y hacer realidad el “VIVIR BIEN”.

* Lic. Víctor Hugo Espinoza Mejía - Economista
Email: victor@espinozaasociados.com

 

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta